5539692814

©2019 by Consultorio Bien star. Proudly created with Wix.com

  • Facebook
Buscar
  • bienstarconsulta

¿EL ESTRÉS ES MALO PARA LA SALUD?



El estrés es un conjunto de reacciones físicas y mentales que la persona sufre cuando se ve sometida a diversos factores externos que superan su capacidad para enfrentarse a ello.

Cuando percibimos una amenaza o un peligro, sea real o no, nuestro cuerpo se prepara para dos soluciones rápidas y efectivas: la lucha o la huida.

El sistema nervioso autónomo, responsable de las funciones orgánicas de nuestro cuerpo que se producen de forma involuntaria, como el latir del corazón o la respiración.




Este se divide en dos: sistema nervioso simpático, que nos dispone para la acción, y parasimpático, que regula las actividades de nuestro cuerpo en reposo.


Frente al estímulo amenazante el sistema simpático produce una respuesta hormonal, generando mayor cantidad de adrenalina (aumenta la frecuencia cardiaca, dilata las pupilas y los bronquios, y nos pone a sudar) y de cortisol (incrementa el nivel del azúcar en sangre y suprime la actividad del sistema inmunológico).


Esto ocurre de manera temporal, ocasional ya que el sistema nervioso parasimpático se encarga a su vez de poner “todo en orden”, pero es fácil imaginar que cuando se repite todo este proceso con demasiada frecuencia o de forma continuada, puede tener consecuencias para nuestra salud.


Cuando se vive siempre en "modo de emergencia", la mente y el cuerpo pueden pagar un precio alto.


El estrés es un sentimiento normal. Hay dos tipos principales de estrés:

Estrés agudo. Este es estrés a corto plazo que desaparece rápidamente. Todas las personas sienten estrés agudo en algún momento u otro.

Estrés crónico. Este es el estrés que dura por un período de tiempo prolongado.

Cualquier tipo de estrés que continúa por semanas o meses es estrés crónico. Puede acostumbrarse tanto al estrés crónico que no se dé cuenta que es un problema.

Si no encuentra maneras de controlar el estrés, este podría causar problemas de salud.



El estrés crónico a largo plazo causa desgaste y deterioro del cuerpo.


Las consecuencias a la salud pueden incluir:

Sistema nervioso: Ansiedad, depresión, pérdida de sueño y falta de interés en actividades físicas. La memoria y la capacidad de decidir pueden verse afectadas.


Sistema digestivo: Dolor de estómago debido a que se vacía más lentamente después de las comidas. También se incrementa la actividad del colon, lo cual puede producir diarrea.


Sistema cardiovascular: Aumento de la presión sanguínea, frecuencia cardiaca y grasa en la sangre (colesterol y triglicéridos). También elevación del nivel de glucosa en la sangre especialmente de noche, y aumento del apetito.


Obesidad: Aumento del apetito, lo cual contribuye al incremento de peso.


Sistema inmunitario: Debilitamiento del sistema inmunitario y por lo tanto sufrir más resfriados y otras infecciones.


Efectos del estrés en el cuerpo:

• Dolores de cabeza frecuentes.

• Diarrea o estreñimiento.

• Cansancio excesivo, decaimiento.

• Mandíbula rígida, músculos tensos.

• Insomnio o somnolencia

• Variaciones de peso inusuales



Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el 43 %de los mexicanos padece estrés laboral, siendo el país con mayores índices a nivel global; además, somos los que más número de horas trabajan a la semana, pero con los menores índices de productividad (1).

El 85 % de las organizaciones en México no tiene las condiciones adecuadas para que sus colaboradores tengan un balance laboral y de vida, lo que propicia trastornos físicos y psicológicos (2).

Al menos el 35% de los mexicanos se consideran adictos al trabajo y esta condición se agudiza por el uso de tecnologías como dispositivos móviles, correo electrónico, redes sociales y WhatsApp.


Laura Beatriz Quijada Monroy.



1. Boletín UNAM-DGCS-295,Ciudad Universitaria, 30 de abril de 2019.

2. Erika Villavicencio Ayub acaddemica de la UNAM


2 vistas